La Carreta Literaria

13427901_10157035636335158_8603034496643204867_n

Hoy les contamos sobre una carreta que no vende paletas, ni agua, que ha tenido como cliente a Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa y José Saramago, que trabaja diariamente durante 10 horas y que su mercancía es gratuita, hablamos de la Carreta literaria.

Martín Murillo Gómez, empezó a vender agua y sodas en el centro histórico de Cartagena de Indias, pero su pasión por los libros le llevó a empujar desde la plaza Bolívar, una carreta que en sus inicios contaba con 120 libros, pero que ha llegado a transportar desde el 2007, aproximadamente 3,500 libros.

El objetivo de Martín es  promover la lectura, acercar los libros a plazas y universidades, donde los lectores pueden hacer cómodamente préstamos en la carreta y ha llegado mucho más allá de las calles de Cartagena, participando incluso en la Feria del libro de Buenos Aires, Feria del libro de Guadalajara, Feria del libro de Caracas y Feria del libro de Bogotá.

Además de transportar libros, Martín es un gran “escritor”, lleva consigo un libro blanco empastado, llamado “El libro de los mil cuentos”, que siempre queda gustando a muchos de los niños que le escuchan, lo único es que cuando lo intentan leer, sus páginas están en blanco.

Aunque la carreta no reporta ganancias económicas, el patrocinio de diversas empresas le permiten a Martín llevar adelante este proyecto y dedicarse enteramente a la promoción cultural, sin duda una idea maravillosa que se puede llevar a cabo en todas las ciudades del mundo, incluyendo Panamá.

Las imagenes utilizadas las tomamos de la página facebook oficial de La Carreta Literaria: https://www.facebook.com/LaCarretaLiterariaLeamos/?fref=ts 

Fundación José Saramago.

De un lado la desembocadura del río Tajo, al otro una pared blanca con las ediciones de sus libros en diferentes idiomas, afuera la lluvia que acaricia las calles de Lisboa, aquí adentro nos abraza la calidez de la Casa dos bicos. La luz tenue que cae sobre sus fotografías, de fondo el audio de alguna de las entrevistas que se escucha una y otra vez, un idioma que no domino pero una voz que da gusto escuchar, es la voz de José Saramago.

13076892_10156825813805158_6070244368890791004_n

La Fundación Saramago, una Institución Cultural que desde el año 2007 cuenta con una exposición permanente sobre la vida y obra de José Saramago titulada “La semilla y los frutos”, lugar que además sirve de teatro, sala de exposiciones, conferencias, coloquios y presentaciones de libros, se ha convertido en un sitio de peregrinaje para todos aquellos que en algún momento disfrutamos de las letras del autor.

13043417_10156825816910158_5808284468017251612_n

Durante el recorrido puedes aprovechar el recurso multimedia que nos acerca a la vida de Saramago, apreciar las portadas de sus libros, los borradores de algunas de sus obras, cuadernos de notas, la medalla del premio Nobel que le fue otorgado en 1998, así como el discurso que pronunció en aquel momento.

De paso y como buen fanático, puedes aprovechar la tienda de la Fundación en la que encontrarás todos sus libros en inglés, portugués y español; artículos como: separadores, imanes o bolsos reutilizables, oportunidad para llevarse algún recuerdo de esta conmovedora visita.

Ah y eso sí, antes de irte, recuerda buscar la huella del elefante…

13010638_10156825820815158_2011216578803269283_n

 

 

Paula

Me encantan las historias que narran encuentros emotivos y muy personales. Paula cuenta más que esto. Se trata de una traducción del alma de la autora, una fotografía directa a su esperanza,alegría, amor y dolor.
paula-es
Isabel describe en este libro la etapa más cruda de su vida, el trayecto hacia la muerte de su hija, quien enferma y poco después, cae en coma, tiempo durante el cual la autora comienza a escribirle historias, navegando entre pasado y presente, recuerdos e increíbles anécdotas que se convierten en conmovedora experiencia personal.
Si has leído otros libros de Allende, como La Casa de los Espíritus o Eva Luna, de seguro esta obra te hará entender el mundo encantado de la autora y cómo se entremezclan las memorias con esta magnífica lectura. Perfecta para los amantes de las biografías llenas de drama, lágrimas y alegría esperanzadora.

Reseña por: Lizbella Molina.

 

20150517_002024
He vivido, leído y creído. Me dedico a ser persona. http://www.chayotica.com

 

 

El insólito peregrinaje de Harold Fry.

El-insólito-peregrinaje-de-Harold-Fry-1

El insólito peregrinaje de Harold Fry es la primera novela de Rachel Joyce. Vi el libro por primera vez en una librería, me gustó la portada y el título, pero no lo compré hasta la feria del libro.
Harold, el protagonista, es un inglés jubilado y gris que vive con su esposa que parece juzgarlo para todo, hasta que un día Harold decide que debe cruzar Inglaterra para ver a una vieja amiga que está muriendo de cáncer, caminar a su encuentro en lugar de mandarle una insípida carta. Harold se va sin equipaje, sin teléfono, sin comida y con los peores zapatos para caminar, solo así.
En cuanto a la historia, te lleva suavemente, pero evita los lugares comunes. La autora te sorprende justo cuando piensas que ya has descifrado a los protagonistas. Tiene un aire de melancolía muy inglesa, muy correcta, muy impersonal.
Es un libro sobre dejar ir, encontrar una razón para vivir fuera de simplemente respirar; un libro que te hace revisar tus razones para siempre andar refunfuñándole a tus seres queridos.
El viaje que inicia como un impulso absurdo e irracional se convierte en un fenómeno mediático, una revolución en la vida de quienes están involucrados y te deja pensando si no deberías tú también echar a andar por una razón que solo tú comprendas.

Reseña por:

Melody Gray
Melody Gray, Sereta.wordpress.com

La vida de las mujeres

Rodeada de la naturaleza de Jubilee, de los animales de la granja y de sus peculiares tíos, Del es una que todo lo examina profundamente y cuestiona. Su curiosidad le lleva a mirar con asombro todo lo que le rodea, por ratos parece que hay detalles sobre los que repara que pueden parecer absurdos, pero que te permiten entender a plenitud su entorno y su vida.

Aunque el título del libro te haga pensar que es un libro centrado en las mujeres de esta historia, Alice Munro logra maravillosamente entrecruzar la vida de hombres y mujeres, explicado desde la mirada de Del, quien pasa de la infancia a la adolescencia cuestionando todas esas normas impuestas por la sociedad en la que claramente nos encontramos en desventaja.

La vida de las mujeres es un maravilloso libro que contiene varios relatos centrados en la vida de Del, su madre, su padre, tíos y amigos y la transformación que experimentan cada uno de ellos con el paso de los años, pero sobre todo la maduración de Del, un personaje que repara en todo acontecimiento de su vida, que le ayudan a sobrellevar la infancia y ese cambio tan importante que es llegar a la adolescencia, con todo lo que eso implica.

Luego de los dos primeros capítulos que a mi parecer fueron lentos (quizás tediosos), no pude parar de leer esta novela, me encantó la facilidad con que Munro te acerca a los personajes y a los distintos eventos que parecen poco trascendentes, pero sobre los que necesitas terminar de leer. Esto sin duda hace un gran narrador, tomar algo simple y hacerlo ver tan maravilloso.
Hay un algo que hace este libro tan espléndido, puede que el aire autobiográfico que le imprime Munro, los detalles exhaustivos de las situaciones que enfrenta Del y su familia o los aspectos tan cotidianos que permiten la completa identificación del lector.

Reseña: Mery

image

El museo de la inocencia

El museo de la inocencia se desarrolla en Estambul a finales de los años 80, durante estos años, Kemal, de apenas treinta años tiene la vida que toda su familia espera: está comprometido, ha finalizado sus estudios y se hace cargo de los asuntos de la empresa familiar.

Los problemas empiezan cuando por casualidad, mientras Kemal pasea de la mano de Sibel, su prometida, se reencuentra con Füsum, una prima lejana perteneciente a la familia de su madre y por quien empieza a sentir atracción después de muchos años sin verse.

Kemal y Füsum empiezan a tener una pequeña aventura que se vuelve una obsesión cuando ella desaparece por varios años. Esto propicia una larga depresión en Kemal, quien para no olvidarse de los momentos que pasó junto a Füsum, acude al apartamento deshabitado (propiedad de su familia), donde pasaron largas horas juntos y donde aún conserva algunos objetos que fueron utilizados por ella, aquellas cosas que uno como lector tildaría de “insignificantes”, pero que para Kemal tanto el sitio como todo lo que le rodeaba resultó el refugio perfecto para recordar a Füsum.

Hay varios aspectos a resaltar en esta novela y es el clima político y social de la época en que se desarrolla la historia, por un lado tenemos un Estambul en el que sus ciudadanos se sienten muy próximos a Europa, sobre todo aquellos que contaban con los medios para viajar constantemente o estudiar, como es el caso de Kemal y sus amigos más cercanos y el otro lado es el estrato social de aquellos que viven en barrios empobrecidos alejados del centro de la actividad económica y con una clara conciencia de las diferencias económicas y sociales, como es el caso de Füsum.

Otro aspecto a resaltar es la importancia que la sociedad de la época le daba al matrimonio y de esa misma forma, al hecho de que las mujeres llegaran “vírgenes” al matrimonio, una lucha interna que el mismo Kemal tiene en algunos capítulos en que se siente como una persona de mentalidad amplia y liberal, pero que incluso mantiene relaciones sexuales con Sibel pero de forma disimulada (visitas casuales que esta hacía en su oficina), quien en su momento fue su prometida, en el fondo sí que le importaba mucho el “qué dirán”.

En cuanto Kemal y Füsum se reencuentra, ella ya está casada y vive en casa de sus padres en un barrio algo alejada del centro de Estambul, se trata de un barrio de personas de menos recursos que su familia, en este sitio suelen frecuentar un sitio en el que tendrán interesantas conversaciones sobre cine y donde Füsum expresa su interés de convertirse en una gran estrella cinematográfica.

Durante los próximos años, Kemal realiza visitas casi diarias al hogar de la familia de Füsum y cada noche logra sustraer algún objeto de ella para incrementar la colección que ya posee en el apartamento donde se encontraban en años anteriores.

De ser una historia de “amor imposible”, marcada por las diferencias sociales y la intervención familiar, ya que por supuesto la familia de Kemal se oponía a su romance, este libro se convierte en el retrato de una obsesión, de cómo Kemal es la típica persona incapaz de controlar sus emociones, de abstraerse de sus responsabilidades y la realidad que le rodea para fundirse en un personaje complicado, raro, a veces romántico y apasionado, pero que no deja de sorprender, por momentos llegué a odiarlo un poco.

Hay quienes indican que a este libro le sobran páginas, esta es quizás la característica de Pamuk que más me gusta, la forma en que se explaya sobre sus personajes, la historia está plagada de los pensamientos y sensaciones de cada uno de ellos, lo que tiende a aburrir al que lee a Pamuk por primera vez, sin embargo, a mí los detalles de este libro me parecieron fundamentales para entender el trágico desenlace de esta historia.

12246912_1695140910721941_402161957781530035_n

 Otra de las cosas que más disfruto de los libros de Orhan Pamuk es la facilidad que tiene para acercarte a las cosas, a los lugares, a los sentimientos de los personajes. A mí este libro en particular siempre me llamó muchísimo, Pamuk hasta ahora es el único escritor turco que he leído y me ha contagiado su amor por Turquía y por los paseos a la orilla del Bósforo, que cuando por fin pueda vivirlo, será muy emotivo recordar cada página leída de alguno de sus libros.

12189592_10156209929575158_3248007740437747705_n

Reseña: Mery.

Las impuras

Cristiana perdió la memoria y oportunamente encontró a una “inventora”, una mujer que pasa los días sentada en una terminal de autobuses observando a quienes llegan y se van mientras ella permanece en el mismo sitio, quizás intentado escribir una historia para olvidar la suya, hasta que llega esta mujer desmemoriada y le permite hacer las paces con un pasado marcado por el 20 de diciembre de 1989.

“Ya no tenemos país”, dice en medio de la noche uno de los personajes de “Las Impuras”  y en ese instante se me eriza la piel. Cuando sucedió la invasión tenía apenas tres años por lo que no guardo recuerdos propios y me tocó lidiar con los ajenos, con lo que contaban mis padres, los libros escolares y documentales, pero no puedo dejar de sentirme identificada con esa simple frase, seguramente en ese momento muchos panameños se sentían sin país, sin soberanía, sin ninguna explicación que pudiera justificar dicha masacre de la que no nos hemos recuperado, pero de la que tratamos de juntar piezas para entender qué pasó aquella madrugada y responder a una simple pregunta ¿por qué?

Irónicamente, la operación causa justa ha sido una de las más injustas de nuestra historia, el barrio de El Chorrillo ardió en la madrugada del 20 de diciembre y fuera de las pérdidas materiales y de la ocupación por parte del ejercito de Estados Unidos, carecemos de una cifra oficial de fallecidos y la simple pregunta del ¿por qué? más allá de los motivos políticos de la época no se contesta tan fácilmente, menos aún cuando en la actualidad no ha sido posible reconciliarnos con esa noche, cuando aún sigue pasando como un día cualquiera del calendario previo a la navidad.

Wynter Melo hace referencia a varios aspectos de nuestra historia, desde Arnulfo Arias con sus ideas nacionalistas europeas, el 9 de enero de 1964, el derrocamiento de Arias en 1968, los días previos a la invasión, mi parte favorita más por jocosa que por el fondo del asunto, cuando menciona el programa Todo por la patria y la pregunta del personaje “¿por qué querría alguien confundirse con la selva mientras aparece en cadena nacional?” y finalmente, los preparativos relacionados con la entrega del canal.

La influencia de Estados Unidos en panamá es innegable, más aún cuando ocuparon por tanto tiempo la zona del canal, detrás de los elementos históricos y políticos que encierra esta novela, hay una historia alterna sobre la relación entre los ciudadanos panameños y norteamericanos, en un territorio tan pequeño podría decirse que vivíamos en dos mundos distintos pero en el que se dieron inevitables acercamientos, como el que curiosamente tuvieron Las impuras con el ejercito norteamericano.

Cuando tuve esta novela entre mis manos no tenía la menor idea de qué trataba, no había leído artículos relacionados a la misma, las primeras páginas fueron duras y con el avance de los días fue más duro aún pero por el hecho de darme cuenta que este país es como Cristiana, perdimos la memoria y antes de reconciliarnos con aquellos sucesos tan dolorosos o de buscar justicia, preferimos olvidar e inventarnos otra vida. Hoy vivimos la mentira del país próspero pero con una sociedad que desconoce qué nos trajo hasta aquí.

12289635_10156266672910158_1183215124627131163_n